Última noticia

Boudou seguirá en su casa pese a que le revocaron el arresto domiciliario

Lo decidió el juez de Ejecución Penal Ricardo Basílico. Boudou seguirá en una casona de Avellaneda hasta que la Cámara de Casación deje firme el fallo.

El juez de Ejecución Penal Ricardo Basílico resolvió este miércoles que a Amado Boudou, con sentencia firme por corrupción en la causa por la compra de la ex Calcográfica Ciccone, se le revoque la prisión domiciliaria. Pero a pesar de esa decisión, el ex vice seguirá detenido en su casa por un tecnicismo: según explicó el magistrado será hasta que la Cámara de Casación deje firme esa decisión.

“Adelanto que revocaré el arresto domiciliario oportunamente dispuesto, debiendo, una vez que se encuentre firme esta resolución, hacerse efectiva la constitución en detención del mencionado, en la Unidad Penitenciaria que se determine por el Servicio Penitenciario Federal”, sostuvo el juez de Ejecución Penal en la resolución a la que accedió Clarín.

Así, si bien le revocó a Boudou el beneficio del arresto domiciliario hasta que esa decisión no quede firme por parte de la Cámara de Casación, continuará en su casa del barrio Quinta Galli de Avellaneda.

La semana pasada, la defensa del ex vicepresidente había insistido con el pedido de mantener su permanencia en su domicilio como destino para cumplir la condena. El mes que viene Boudou estará cerca de cumplir dos tercios de su sentencia a cinco años y diez meses de cárcel, y eso lo habilita a pedir la libertad condicional, como la que la semana pasada obtuvo el condenado José López.

Ante el juez de Ejecución Penal, los abogados Graciana Peñafort y Alejandro Rúa  mantuvieron los argumentos ya expuestos en instancias anteriores: se opusieron a la revocatoria del arresto domiciliario porque -afirmaron- la presencia diaria de Boudou en su hogar “es necesaria para el adecuado desarrollo y crecimiento” de sus hijos, y “la separación puede repercutir en su salud psicofísica”.

Según los letrados, los informes del equipo interdisciplinario que intervino “destacan que la permanencia de nuestro asistido en el hogar resultaría beneficiosa para que sus hijos cuenten con su presencia diaria y puedan recibir el acompañamiento, cuidado, atención y contención emocional necesaria para su adecuado desarrollo y crecimiento”.

Sobre esos aspectos, el juez de Ejecución Penal indicó  que si bien “ni Boudou ni su concubina cuentan con familiares que puedan socorrerlos, lo cierto es que poseen los medios económicos suficientes para contratar personal capacitado para colaborar con el cuidado y educación de los menores”. Se apoyó en el informe de la Dirección de Control y Asistencia de Ejecución Penal que plasmó que el Jardín al que concurren los niños, “continúa cerrado por refacciones, por lo que contrataron una docente que concurre al domicilio por la mañana y se ocupa de realizar diferentes actividades con ellos”.

Además, el juez recordó que Boudou percibe su pensión como ex vicepresidente, y señaló que “la situación económica se ha visto mejorada incluso con el ingreso del cobro de la pensión, a su vez, se encuentran en un hábitat más adecuado para el  desenvolvimiento de los niños”.

En esa línea, el magistrado sostuvo que “corresponde rechazar la solicitud de mantener el arresto domiciliario efectuado por la defensa de Amado Boudou por no advertirse, en el caso, la afectación al alegado ‘interés superior del niño’, toda vez que los niños se hallan contenidos material, moral y afectivamente”.

Sobre la convivencia con sus hijos, bajo el mismo techo, Basílico aclaró que “para nada se pretende negar la existencia de un menoscabo afectivo de los niños al no poder convivir con su padre o visitarlo en la unidad penitenciaria donde se lo alojaría en virtud de la pandemia del COVID-19 que todo el país viene sufriendo”, pero sostuvo que el escenario no es de gravedad.

Con la condena por cohecho y negociaciones incompatibles, confirmada por la Corte, pero con Boudou aún en su domicilio, Basílico consideró que se está ante una situación, poco habitual. “La norma es el cumplimiento de las condenas de tiempo efectivo en el ámbito carcelario, y que el instituto de la prisión domiciliaria constituye una alternativa de carácter excepcional como forma de cumplimiento de una condena, en tanto habilita la posibilidad de cumplir con la sanción fuera del ámbito carcelario”, dijo.

¿Por qué el ex vice no volverá a prisión? A entender del magistrado, cuando su par Daniel Obligado resolvió a finales de diciembre pasado revocar el arresto domiciliario, el Ministerio Público Fiscal no recurrió dicha sentencia. Entonces, considera que el cumplimiento de este nuevo fallo que ordena que Boudou vuelva a la cárcel, se realizará cuando la Cámara de Casación la deje firme. Hasta tanto eso ocurra, seguirá en su casa.

Las cuentas dan a favor de Boudou. En mayo – junio, ya se encontrará en el cumplimiento de los dos tercios de su condena, lo que le significa el beneficio de la libertad condicional. Entonces, la cárcel ya no sería una opción.

¿Cómo se llegó a esta situación? La condena del ex vice era de cinco años y diez meses; el tiempo que estuvo bajo arresto domiciliario se le computa como parte de la pena. A eso se sumó otro dato: antes de concluir su subrogancia como juez de ejecución penal, Daniel Obligado decidió reducir diez meses los plazos de cumplimiento de la condena.

Para justificarlo, admitió el pedido de los abogados de Boudou, Rúa y Peñafort (quien además se desempeña como asesora de Cristina Kirchner en el Congreso), apelando al “estímulo educativo”: el magistrado consideró la asistencia del ex vice a un curso de programador de sistema de base de datos de computadoras personales, otro de montador electricista, uno de organización de eventos y otro de filosofía.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Coronavirus en Argentina

Conocé todos los números