Galli recorrió la obra de ampliación de la planta depuradora

La gestión municipal está a un paso de concretar una de las obras más significativas en materia saneamiento, con la finalización de la ampliación y modernización de la planta de tratamiento de residuos cloacales de la ciudad de Olavarría.

La planta se emplaza en Calle Nº 130 y Rivadavia y en la actualidad trabaja en una capacidad del 85%, por lo cual con dicha actualización se ampliará la capacidad considerablemente.

Cuenta con un sistema de cuatro bombas, dos de las cuales se encuentran en funcionamiento, y las dos restantes estarán a disposición, teniendo en cuenta las obras de cloacas proyectadas a futuro.

La obra forma parte de un proyecto integral de ampliación de la tercera línea, que permitirá aumentar la capacidad en 500 m3/h. La planta actual cuenta con dos líneas, una de 250 m3/h, inaugurada en la década del 60’ y la segunda línea, que fue habilitada en el año 2.000.

Según se precisó desde la Secretaría de Mantenimiento y Obras Públicas se trabajó en toda la modernización de la estación de bombeo, que contaba con bombas del año 1.969.

Las mejoras implicaron la optimización de la estación de bombeo, la actualización de todo el tablero eléctrico y la ampliación completa del sistema de cañerías de ingreso a la planta.

También incluyó la construcción de otro ‘bypass’ interno, igual al existente, para mejorar la recirculación de agua dentro de la planta, tanto de los colectores hasta el emisario final, y de una nueva sala de almacenamiento de cloro a granel.

La ampliación –que sigue los lineamientos de las normas de gestión de calidad ISO 9001- es considerada una obra de importante magnitud, en comparación a otras que se encuentran en desarrollo en la región.

Comentario